Estrellas errantes

Sobornaron mis manos

el agua quieta y pequeñas ondas

se robaron las estrellas.

¿Estarán en la profundidad del río,

o se escondieron en las reconditeces del alma?

Sobornaron mis ojos

la luz de la noche,

ahora solo hay oscuridad desierta

en el oscuro desierto de mi pensamiento.

¿Será noche en la eternidad del instante?

¿Será luz la mediocridad del amor que mendigo?

Solo estrellas en el inalcanzable infinito,

solo soledad en el temido ocaso.

¿Será por eso que aún estoy vivo?

¿Será por eso que sigo hurgando estrellas

en la poesía del espíritu?

Solo estrellas acechando mi universo,

merodeando en el cielo y el infierno de mis días,

solo estrellas que se esconden

en la profundidad y mansedumbre del agua calma.

0

Deja un comentario