Nelvis Ghelfi

Palabras… solo palabras, que cuentan, que hablan y también que callan. Cada día es un cuento, una historia, un verso, una llama que se enciende y otra que se apaga. Un verbo conjugado, un recuerdo, una fábula. En fin… La vida en palabras.

Cuando comencé a escribir, fue sólo una expresión de deseo pero pronto se transformó en necesidad y ahora es libertad, escribir me hace sentir libre. No recuerdo un día que no haya garabateado una frase, una idea.

“Sin caramelos en los bolsillos”, surge del deseo de compartir esas palabras con ustedes, que disfruten de historias comunes como la tuya o la mía, con un toque de locura, como la tuya o la mía; o historias inverosímiles, con mucha locura que también podrían ser historias de la vida.